Ventas navideñas de minoristas EEUU suben 3,6 pct: SpendingPulse

28-12-2009

 

Los minoristas de Estados Unidos reportaron un mejor desempeño durante la temporada de compras navideñas del 2009 respecto al año anterior, ya que las ventas subieron un 3,6 por ciento, según la unidad de estudios SpendingPulse de MasterCard Advisors. Las cifras de SpendingPulse excluyen las ventas de gasolina y automóviles. De esta manera, reflejan la actividad que SpendingPulse detecta en las redes de pagos MasterCard, así como sus estimaciones de pagos con otros medios como efectivo y cheques. El incremento fue impulsado por un alza del 15,5 por ciento en las compras por internet, así como por una modesta recuperación en áreas como el gasto en lujo y en indumentaria femenina, según lo registrado por SpendingPulse. En el 2008, los minoristas informaron una caída en las ventas, en su peor temporada navideña en décadas, después de que se desatara la crisis financiera mundial. SpendingPulse ha estado siguiendo las cifras de ventas durante las fiestas de fin de año desde el 2002, para el periodo que va entre el 1 de noviembre y la Noche Buena del 24 de diciembre. El salto en el gasto online proviene de la mayor comodidad de los consumidores más grandes mediante el comercio electrónico, así como por los temporales de nieve que golpearon la costa este y el medio oeste del país en la semana final previa a Navidad, lo que dejó a muchos compradores en sus casas. Las ventas minoristas por internet representan cerca del 5 por ciento de las ventas totales. Pero Rao advirtió que el retorno del gasto minorista era “provisional” y todavía estaba lejos de los niveles del 2007. Las ventas de las fiestas de fin de año pueden representar entre un 25 y un 40 por ciento de las ventas anuales para muchos minoristas. La Federación Nacional Minorista ha proyectado una baja del 1 por ciento en las ventas navideñas de este año. Las ventas de artículos de lujo, que incluyen tiendas como Saks Inc y Nordstrom, se recuperaron tras un mal 2008 al subir un 0,8 por ciento. Las ventas de joyerías saltaron un 5,6 por ciento, ayudadas en parte por los bonos de Wall Street de este año y la escalada accionaria del 2009. Las ventas de cadenas especialistas en electrónica, como Best Buy Co Inc, aumentaron un 5,9 por ciento, en parte por una recuperación de la demanda tras la brusca caída del 2008.
En el ámbito bursátil Wall Street baja hoy presionado por los títulos de aerolíneas, que caían a mínimos de la sesión ante preocupaciones sobre la seguridad de los vuelos. Estados Unidos aumentó las medidas de seguridad para las aerolíneas, luego de que un ciudadano nigeriano presuntamente escondió explosivos en un vuelo transatlántico en un intento por explosionar el avión. El índice de aerolíneas NYSE Arca bajaba un 2,8 por ciento. El promedio industrial Dow Jones bajaba un 0,10 por ciento a 10.508,00 unidades. El índice Standard & Poor’s 500 perdía un 0,26 por ciento a 1.123,59 unidades. El índice tecnológico Nasdaq Composite retrocedía un 0,20 por ciento a 2.279,69 unidades.
en el mercado de divisas el dólar ganaba terreno frente al yen pero retrocedía contra algunas de las monedas principales en una jornada de poco volumen, mientras los inversores evaluaban el panorama del dólar tras una reciente escalada. El volumen de operaciones era bajo en la jornada de Nueva York, ya que muchos actores del mercado en Europa estaban fuera por el período de vacaciones entre Navidad y Año Nuevo. Los mercados de Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda permanecían cerrados por feriado. En Japón, el lunes fue el último día laboral del año para muchas empresas, que reinician sus actividades el 4 de enero. Hubo poco impacto en el mercado de la noticia del fin de semana de un fallido atentado a un avión de pasajeros que volaba a Detroit. La atención de muchos estaba en si el dólar continuará subiendo el próximo mes tras su repunte desde el mínimo de 14 años frente al yen registrado en noviembre. El índice dólar, un indicador de su valor contra seis monedas principales, ha avanzado casi un 4 por ciento en lo que va del mes, en camino a su mejor desempeño mensual desde febrero. El lunes, el índice estaba a 77,600, lejos de un máximo de tres meses y medio de 78,449 fijado la semana pasada. El dólar ha subido en las últimas semanas por el optimismo de que la economía estadounidense pueda estar preparada para un mayor crecimiento en el 2010, dijo Andrew Bekoff, jefe de inversión de Family Office Group en Nueva York. El avance frente al euro en particular fue empujado por preocupaciones de que las economías que usan la moneda única no se recuperen tan rápidamente, agregó. En Nueva York, el euro operaba casi estable en 1,4391 dólares. El dólar avanzaba un 0,4 por ciento, a 91,54 yenes, no muy lejos de su máximo de dos meses anotado la semana pasada. El euro también ganaba un 0,3 por ciento, a 131,71 yenes. El yen se debilitaba, mientras los inversores aprovechaban la tranquilidad de los mercados para tomar posiciones antes de un probable repunte de la actividad en el nuevo año. La relación entre las dos monedas se ha vuelto más sensible a los rendimientos de los bonos y a las expectativas de las tasas de interés porque el par de divisas se ha rezagado de los principales cruces durante el alza de este mes en el dólar, cuando los inversores empezaron a apostar a una recuperación estadounidense más firme. El dólar ha ganado un 1 por ciento contra el yen en lo que va del año tras caer casi un 19 por ciento el 2008. Otros factores que podrían mover al dólar esta semana incluyen el índice de precios de vivienda Standard & Poor’s/Case-Shiller para octubre y el índice de confianza del consumidor en Estados Unidos para diciembre el martes.