Las expectativas relacionadas al EURO guían al mercado

27-10-2011

 

Ayer por la noche la Unión Europea anunció su decisión y, en el corto plazo, los inversores procedieron sostener el valor del EURO, el cual se ubica cerca de sus máximos. Si bien persisten varias dudas y preocupaciones, la UE logró una nueva victoria en el “juego de confianza” que se está librando. Los mercados de valores de Estados Unidos y Asia respondieron de manera positiva al plan inicial, el cual habla de recortes en la deuda griega y de un aumento de más de un trillón de dólares para hacer crecer un fondo de emergencia. Igualmente, la pregunta sigue siendo qué se trasladará al papel y cómo funcionará realmente. Cabe señalar que se estuvo hablando del plan por semanas, incluso meses, y los inversores serán el juez final en el mercado.

Para hoy está programada la publicación de las cifras avanzadas del PBI estadounidense y se prevé una lectura de 2.4%. De darse este resultado, será más que interesante para los inversores pero, de todos modos, cualquier sorpresa impactará en los movimientos del mercado. Este mes Wall Street se desempeñó de manera positiva, luego de dos meses de lucha y el número del PBI que hoy se de a conocer podría servir como eje para el apetito por el riesgo. Mañana la Universidad de Michigan dará a conocer el Revised Consumer Sentiment, pero es poco probable que cause un gran revuelo. Así pues, se tendrá en cuenta al comercio de hoy en las consecuencias procedentes del plan anunciado anoche por la UE.

Es natural para los inversores, como para la mayoría de las personas, apoyarse en expectativas optimistas con la idea de que mañana siempre será mejor. El plan de la UE parece “maravilloso” en la superficie y los funcionarios están sonriendo, pero lo que se esconde debajo de la mesa sigue siendo una cuestión problemática. Sin duda, aún no se resolvieron los problemas financieros de Grecia e Italia, los bancos todavía no firmaron oficialmente y siguen enfrentando problemas de liquidez y el temor al contagio es sumamente real. El hecho es que Europa tendrá que hacer frente a estos problemas por un largo tiempo, sobre todo si le sigue resultando difícil alcanzar un nivel significativo de crecimiento. En este sentido, los inversores tendrán que lidiar con los problemas de financiamiento que enfrenta el continente como parte del escenario real y les corresponderá traducir sus expectativas de la mejor manera posible.

La LIBRA y el DOLAR AUSTRALIANO se comerciaron siguiendo la evolución del EURO. En este sentido, finalizaron la jornada de ayer de manera positiva. El panorama económico mundial sigue siendo una parte tangible del mercado de divisas, el cual se vio afectado por diferentes problemas. Hoy en el Reino Unido se dará a conocer el CBI Realized Sales, pero se espera que la divisa británica siga evolucionando en función de su correlato con el EURO. El YEN continúa avanzando hacia nuevos máximos, por lo que varios inversores decidieron observar con especial atención los movimientos del Banco de Japón, a fin de determinar si intervendrá o no en el desempeño de su divisa.

El oro logró mantener las ganancias alcanzadas el día martes, permaneciendo sin problemas por encima de los 1700.00 dólares. De hecho, desde esta mañana se está comerciando en torno a los 1724.00 dólares la onza. En el transcurso del día miércoles el petróleo cayó levemente y, al igual que todos los recursos físicos, experimentó movimientos interesantes a lo largo de las últimas semanas. El mercado a nivel internacional será de gran interés durante los días de hoy y mañana, dado que los inversores deben evaluar su apetito por el riesgo porque, en realidad, gran parte del mercado está siendo impulsado por las expectativas a corto plazo guiadas por los europeos.