En EEUU suben las ventas de casas y la demanda de bienes durables

26-05-2010

 

Las ventas de casas nuevas en Estados Unidos subieron en abril a su mejor nivel en casi dos años, mientras que los pedidos de bienes duraderos superaron las expectativas, sugiriendo que la economía del país está resistiendo los embates de la crisis fiscal europea. El Departamento de Comercio dijo que las ventas de viviendas a estrenar saltaron un 14,8 por ciento a una tasa anual de 504.000 unidades, la más alta desde mayo del 2008, frente a una cifra revisada al alza de 439.000 unidades en marzo. Esta fue la segunda alza consecutiva. El incremento de las ventas habría reflejado el interés de los compradores por firmar sus contratos para beneficiarse de un crédito tributario antes de su expiración. Analistas consultados por la agencia Reuters esperaban un aumento a 430.000 unidades, desde la cifra reportada originalmente para marzo de 411.000. En otro informe, el Departamento de Comercio dijo que los nuevos pedidos de bienes duraderos hechos en Estados Unidos subieron más de lo esperado en abril, impulsados por las órdenes de costosas aeronaves. Los pedidos generales subieron un 2,9 por ciento a un máximo desde septiembre del 2008, por un incremento del 228 por ciento en las órdenes de aviones, tras una lectura plana en marzo. Analistas consultados por Reuters esperaban que las órdenes de bienes duraderos subieran un 1,3 por ciento en abril, desde el dato preliminar de marzo de un declive del 1,2 por ciento. Sin embargo, los nuevos pedidos de bienes duraderos, excluyendo bienes de transporte, cayeron un 1,0 por ciento, tras bajar un 4,8 por ciento en marzo, en su primer descenso en tres meses. Aunque el informe de bienes duraderos mostró un panorama mixto, los pedidos de marzo fueron revisados al alza en la mayoría de las categorías analizadas y los analistas lo interpretaron como una señal de fortaleza en la economía.
Tras conocerse los datos, el dólar amplió sus ganancias frente al euro y el yen, mientras que las acciones en Wall Street se mantuvieron al alza y los precios de los bonos del Tesoro conservaron sus pérdidas. Los datos ayudaron a desviar la atención de los mercados desde los problemas en Europa, que los inversores temen puedan frenar el crecimiento económico global. Los compradores tenían que firmar sus contratos para el 30 de abril y cerrar la adquisición de una vivienda a fines de junio si querían aspirar al beneficio tributario del Gobierno. Los analistas creen que las ventas de casas a estrenar se moderarán en mayo, pero esperan que repunten hacia fin de año de la mano de una mejora de la economía y del mercado laboral. Pese al alza en las ventas de casas, el precio medio de una vivienda nueva bajó un 9,7 por ciento respecto de marzo a 198.400 dólares, un mínimo desde diciembre del 2003. En los 12 meses a abril, el precio bajó un 9,5 por ciento. En tanto, el número de casas nuevas a la venta cayó un récord del 7 por ciento a 211.000 unidades en abril, su nivel más bajo desde octubre de 1968. El ritmo de ventas dejó la relación con los inventarios en 5,0 meses, su nivel más bajo desde diciembre del 2005 e inferior a los 6,2 meses de marzo. Otro informe publicado el miércoles mostró que las solicitudes para refinanciar hipotecas en Estados Unidos subieron a un máximo en siete meses la semana pasada, ante una baja de las tasas de interés a cerca de mínimos históricos, pero la demanda por crédito para comprar casas permaneció en su nivel más bajo en 13 años. Las manufacturas lideran la recuperación de la economía estadounidense desde la peor recesión desde la década de los años 30, pero los consumidores también están aportando su grano de arena, especialmente debido a las mejorías del mercado laboral. Los pedidos de bienes de capital por fuera del sector defensa, un indicador considerado una aproximación al gasto empresarial, cayeron un 2,4 por ciento el mes pasado, tras ver un incremento del 6,5 por ciento en marzo. Los mercados esperaban un aumento del 1,0 por ciento en abril.


En el ámbito bursátil retrocedieron luego de trascender que China estaría revisando su exposición a los bonos europeos. El Dow Jones descendió 0,7%, el S&P500 0,6% y el Nasdaq 0,7%. Madrid mejoró 0,4%, Londres ganó 2%, Zurich 1,6%, Francfort 1,5% y París 2,3%. El Nikkei de Tokio ganó 0,7%.
Las acciones estadounidenses revirtieron sus alzas, por temores de los inversionistas luego de que Financial Times reportó que China revisa su exposición a la deuda europea. Las principales bolsas de Europa presentaron gracias al rebote de los valores más castigados ayer, bancos y grandes valores. En tanto, la bolsa de Nueva York asciende por compras de oportunidad y un sólido dato de ventas de viviendas. La principales bolsas de Europa presentaron gracias al rebote de los valores más castigados ayer, bancos y grandes valores. En tanto, la bolsa de Nueva York asciende por compras de oportunidad y un sólido dato de ventas de viviendas. Los inversores deberán valorar la propuesta de la Comisión Europea con la que se pretende evitar que los contribuyentes tengan que hacerse cargo de los costes de eventuales crisis financieras y que sean los bancos los que, mediante algún tipo de tasa anticipada, sufraguen los efectos de quiebras o insolvencias. Por otro lado, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió un 0,7 por ciento, un día después de caer a un mínimo de 6 meses, pero las ganancias se vieron limitadas por el temor a la crisis de la deuda en la zona euro y a la inquietud por la situación del sistema bancario. Las crecientes tensiones en la península coreana y los temores a un posible "aterrizaje duro" para la economía china también ayudaron a una baja de casi el 16 por ciento en las últimas sesiones en el Nikkei, que en abril habíá marcado un máximo de 18 meses. El índice referencial Nikkei finalizó con un alza de 62,77 puntos, a 9.522,66, luego de trepar hasta un 1,7 por ciento, a 9.622,40, en una sesión con muchos negocios. El Nikkei cayó el martes un 3,1 por ciento, a su mínimo desde el 30 de noviembre.