Cayó actividad fabril en estados unidos a menor nivel en un año

19-08-2010

 

La actividad fabril en la zona norte de la costa este de Estados Unidos se desplomó inesperadamente en agosto a su menor nivel en más de un año, mostró un sondeo que aumentó los temores sobre la fuerza de la recuperación económica.
Las acciones estadounidenses ampliaron sus declives tras el informe, mientras que los precios de los bonos del Tesoro revirtieron sus pérdidas iniciales para pasar a terreno positivo. El dólar, por su parte, cayó frente al yen. La Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad fabril cayó a -7,7 en agosto desde una lectura de 5,1 en julio. Cualquier lectura por debajo de cero indica una contracción en el sector manufacturero de la región. La lectura de agosto fue la menor y la primera en terreno negativo desde julio del 2009, cuando la economía del país se recuperaba de la crisis financiera. Los economistas esperaban una lectura de 7,0 puntos, basados en los resultados de un sondeo de Reuters donde las estimaciones se ubicaron en un rango de entre -6,0 y 10. El sondeo de la Fed de Filadelfia cubre a fábricas en Pensilvania, Nueva Jersey y Delaware, y es visto como uno de los primeros indicadores mensuales sobre el estado del sector manufacturero estadounidense antes del informe nacional del Instituto de Gerencia de Abastecimiento, que se conocerá el 1 de septiembre.Las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada a máximos en nueve meses, mostraron datos del Gobierno, en otro revés para la frágil recuperación de la economía.Las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo aumentaron a una cifra más alta desde mediados de noviembre, dijo el Departamento de Trabajo. Los analistas consultados por la agencia Reuters esperaban que las solicitudes cayeran a 476.000 desde una cifra reportada originalmente de 484.000 la semana previa, dato que fue revisado al alza para mostrar 488.000 en el informe del jueves. Un funcionario del Departamento de Trabajo dijo que no había nada inusual en el reporte. El dato cubre la semana del sondeo para el influyente reporte laboral del Gobierno para agosto, que se publicará a comienzos del próximo mes. Una tasa de desempleo del 9,5 por ciento y un mercado inmobiliario bajo presión están conteniendo la recuperación de la economía desde su peor recesión desde la Gran Depresión. La debilidad de la economía presenta un gran desafío para el presidente Barack Obama y pone en riesgo la mayoría del Partido Demócrata en el Congreso durante las elecciones legislativas de noviembre. El promedio móvil de cuatro semanas de las solicitudes iniciales, considerado una mejor medida de las tendencias subyacentes del mercado laboral porque suaviza la volatilidad del dato semanal, subió en 8.000 a 482.500, también la cifra más alta desde principios de diciembre.
Los pedidos de ayuda del seguro para desempleados han estado estancados en niveles elevados por buena parte de este año, lo que según muchos economistas apunta a que el desempleo se mantendrá incómodamente alto por cierto tiempo. Las solicitudes de beneficios no han logrado acercarse al nivel de 400.000, que según la mayoría de los analistas es visto como la línea divisoria entre crecimiento y contracción en las nóminas. Las nóminas crecieron en los primeros cinco meses de este año, en buena parte debido a las contrataciones para el censo de población que realizó el Gobierno. La economía creció a una tasa anualizada del 2,4 por ciento durante el segundo trimestre, muy por debajo del 3,7 por ciento alcanzado durante los tres primeros meses del año. Sin embargo, datos recientes para el comercio y los inventarios empresariales indican que el ritmo de crecimiento del segundo trimestre habría sido incluso mucho más lento.

Según un sondeo preliminar de Reuters, el Gobierno podría rebajar su estimación de la tasa de crecimiento del trimestre a cerca de un 1,4 por ciento cuando publique su primera revisión el próximo viernes. El número de personas que sigue recibiendo beneficios estatales tras una primera semana de ayuda cayó a 4,48 millones en la semana terminada el 7 de agosto, desde una revisión al alza para la semana anterior de 4,49 millones.Los analistas consultados por Reuters esperaban que las denominadas solicitudes continuas subieran a 4,5 millones, desde un reporte preliminar de 4,45 millones. La tasa de desempleo asegurado, que mide el porcentaje de la fuerza laboral asegurada que no tiene trabajo, se mantuvo sin cambios en un 3,5 por ciento durante el período. El número de personas que recibe beneficios de emergencia creció en 260.105 a 4,75

En el ámbito bursátil La Bolsa de Nueva York terminó en neta baja este jueves, afectada por la contracción de la actividad industrial en la región de Filadelfia y un mercado laboral que continúa en dificultades: el Dow Jones perdió 1,39% y el Nasdaq 1,66%. Según cifras definitivas de cierre, el Dow Jones Industrial Average cedió 144,33 puntos a 10.271,21 puntos, su nivel más bajo de cierre en casi un mes y el Nasdaq, de alto componente tecnológico, bajó 36,75 puntos a 2.178,95 puntos. El índice ampliado Standard & Poor's 500 descendió por su parte 1,69% (18,53 puntos) a 1.075,63 puntos.El mercado obligatorio, refugio del inversor inquieto, subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 2,579% contra 2,641% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años a 3,657% contra 3,734%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios. Las principales plazas bursátiles de Europa también fueron afectadas por las inquietudes sobre la recuperación económica de Estados Unidos y cerraron en baja. En la bolsa de Londres, el índice Footsie 100 de los principales valores perdió 1,73% respecto al cierre del miércoles, quedando en 5.211,29 puntos. El índice Dax 30 de la bolsa de Fráncfort cedió al cierre 1,80%, en 6.075,13 puntos. París abandonó 2,07%, con el índice CAC 40 en 3.572,40 puntos. En Madrid, el índice Ibex 35 perdió 1,47%, cerrando en 10.238 puntos.