Indicadores forex, parte I: los seguidores de tendencias

 

Un indicador (algunas veces también denominado estudio) es una herramienta que le ayuda a analizar movimientos de precios. Hay dos grupos en los que la mayoría de los indicadores se clasifican – los indicadores seguidores de tendencias son lo más útiles cuando el precio se inclina hacia una u otra dirección, mientras que los indicadores osciladores son útiles cuando el precio se consolida en un rango. Es importante saber a qué grupo pertenece el indicador que usted está utilizando y elegir el indicador correcto para cada situación.

 

Algunos indicadores seguidores de tendencias incluyen:

 

ADX


El Índice de Movimiento Direccional (ADX, Average Directional Index) es un tipo especial del seguimiento de tendencias que también puede ayudarlo a decidir si un seguimiento de tendencias es, en realidad, la mejor herramienta de trabajo en aquel momento determinado. Los indicadores seguidores de tendencias funcionarán mejor cuando el ADX sea mayor a 30. Cuando sea menor a 30, un oscilador puede ser una mejor opción.

 

Cuando el ADX aumenta, indica que la tendencia está ganando fuerza, y cuando comienza a disminuir es un signo de que la tendencia está perdiendo fuerza y pronto se podrá desarrollar un rango de operación. Asimismo, si el ADX comienza a aumentar nuevamente, esto indica que el precio está saliendo de su rango y que puede surgir una nueva tendencia. Sin embargo, el ADX no muestra en qué sentido se está dirigiendo la tendencia (en alza o en baja), sólo su fuerza.

 

En el ejemplo siguiente, se puede ver cómo el ADX que comenzó con un precio bajo está operando dentro de un rango cercano al lado izquierdo del gráfico. Luego, a medida que el precio comienza a caer, el ADX aumenta por encima de 30 para indicar que una tendencia está en el progreso. El ADX también confirma que la tendencia ha terminado cuando comienza a declinar nuevamente. Y cuando finalmente cae por debajo de 30, nos encontramos operando nuevamente en un rango ajustado.

 

MACD


La Convergencia/Divergencia de Medidas Móviles (MACD, Moving Average Convergence Divergence) mide la diferencia entre el promedio móvil a corto y largo plazo. Cuando la línea roja se cruza por encima de la línea azul, esto indica una tendencia alcista, y cuando la rojas se cruza por debajo de la azul, esto indica una tendencia bajista.

 

Además, las barras verdes (denominadas el histograma MACD) nos dan una idea de la fuerza o debilidad de la tendencia. Y, a diferencia del ADX, también nos muestran la dirección general de la tendencia. Las barras más largas indican la fuerza creciente, y las barras más cortas indican la fuerza decreciente.

 

En el ejemplo siguiente, vemos la caída de la línea MACD roja, por debajo de la azul, cuando el precio comienza su movimiento descendente. Las barras verdes en el histograma aumentan también su longitud, indicando que la tendencia bajista está cobrando intensidad. Cuando el precio se revierte momentáneamente para elevarse, el histograma refleja una pérdida de la fuerza hacia abajo. La fuerza hacia abajo se vuelve a visualizar como las próximas velas rojas del gráfico. Sin embargo, es importante tener en cuenta que mientras el precio decreció con más fuerza, el histograma no llegó completamente hasta abajo. Este se conocido como una divergencia alcista, e indica que la tendencia se terminará pronto y la seguirá una reversión.

 

Momentum


El indicador de momentum mide el ritmo de cambio en los precios de cierre, y funciona de manera muy similar al histograma de MACD. Es a menudo útil en la identificación de los puntos de reversión probables, debido a su capacidad de descubrir la debilidad de las tendencias.

 

En el ejemplo siguiente, el indicador de momento identifica perfectamente el punto en el cual la tendencia bajista finaliza y surge la nueva tendencia alcista. A medida que nos acercamos al final de la tendencia, el indicador de momentum comienza a rastrear una divergencia alcista. Si el momentum está por debajo de cero y bruscamente cambia hacia arriba luego de una divergencia alcista, puede estar señalando una entrada larga. Del mismo modo, si está por encima de cero y bruscamente cambia hacia abajo luego de una divergencia bajista, puede estar indicando una potencial entrada corta. A medida que nos acercamos al borde derecho del gráfico, vemos que el momentum indica que la tendencia se acerca a su final y puede ocurrir una inminente reversión.

 

Regresión lineal


La regresión lineal es una clase especial de promedio móvil que es más sensible a cambios de precios y tiene menos retraso. Cuando el precio hace un movimiento extremo lejos de su línea de regresión (la línea roja en el gráfico siguiente), una rápida operación de contratendencia se puede tomar en ocasiones como un repentino regreso del precio a la “normalidad” – con la misma línea de regresión simple que funciona también como el objetivo para tomar ganancias.