Administración del dinero y diseño de su sistema

 

El factor más decisivo y sin lugar a dudas el más importante para su éxito es la administración del dinero (a veces también denominado position-sizing o tamaño de la posición). Solamente para ilustrar cuán importante es esto para sus resultados finales, se ha realizado un estudio matemático que confirma que incluso entradas realizadas completamente al azar, elegidas lanzando una moneda y alcanzando solamente un ratio de “ganancia” de un 35 %, pueden producir ganancias estables cuando se las combina con fórmulas de administración del dinero apropiadas.

 

De hecho, para dividirlo por nivel de importancia e influencia, se puede decir que la administración del dinero da cuenta de hasta el 50 % del resultado final. Se puede atribuir aproximadamente el 40 % a la psicología, el 8 % a salidas (incluyendo objetivos, stops y administración de posiciones), lo que deja un 2 % para entradas – como máximo.

 

Y, aún, cuando la mayoría de la gente cree que tiene un sistema, lo que realmente quieren decir es que han fijado un set de señales para entradas.

 

Los componentes de un buen sistema


Cada sistema debería incluir los siguientes componentes:

 

• Criterios para ingresar operaciones

 

• Indicadores para confirmar señales de ingreso

 

• Criterios para salir de las operaciones (o quedarse en ellas)

 

• Reglas para fijar stops

 

• Reglas para fijar objetivos

 

• Un método para medir el tamaño de las posiciones con relación al riesgo

 

• Un modo de mirar retrospectivamente y evaluar las operaciones

 

Una fórmula simple para administrar el dinero


Una buena regla básica para medir el tamaño de las posiciones es no arriesgar más del 2 % del capital de su cuenta en una posición determinada. Es decir, el 2 % suponiendo el peor escenario en el que se dispara un stop loss. Por lo tanto, debería ser fácil calcular cuánto se está arriesgando, sobre la base del tamaño total de la cuenta, y la distancia en pips al stop que usted tiene pensado para una posición dada.

 

Si usted está operando una estrategia que requiere la utilización de stops más amplios para que sean efectivos, tendrá que considerar utilizar lotes más pequeños. Por el contrario, si usted se encuentra operando con cantidades más pequeñas de lo que desearía, usted tendrá que buscar una estrategia que utilice stops más ajustados (y por lo tanto objetivos más cercanos y quizás marcos de tiempo más pequeños).

 

Es mucho mejor obtener ganancias pequeñas pero consistentes, que tener una o dos ganancias grandes, seguidas de una pérdida igualmente grande que cause daños irreparables a su cuenta. Sin lugar a dudas los errores más grandes cometidos por operadores nuevos son realizar excesivas operaciones (debido a la codicia y al miedo – ver la lección 9) y operar con posiciones demasiado grandes con relación al tamaño de su cuenta. Tenga presente que las posiciones más grandes son también más difíciles de sostener si el mercado se mueve contra usted, haciendo que sea mucho más probable que salga antes de tiempo, sin darle a los mercados suficiente tiempo para moverse a su favor.

 

Tenga en cuenta también que el 2 % es el máximo … para las posiciones con las que usted se siente realmente fuerte. También es completamente aceptable (y recomendado) utilizar menos. Además, nunca debe estar más del 6 % del saldo de su cuenta expuesto en algún momento como una suma de todas las posiciones abiertas.

 

Riesgo vs. beneficio


El otro factor crítico es un ratio riesgo-beneficio sano. Simplemente plantéese, cuál es la distancia desde precio de su entrada a su stop vs. la distancia a su objetivo. Se deberían evitar las operaciones con un ratio de 1:1 – usted debería esforzarse por un ratio mínimo de 1:2 (es decir, la distancia a su objetivo es dos veces la distancia a su stop). Esto no significa que debe fijar stops arbitrariamente ajustados u objetivos ampliados – todavía deben obedecerse las reglas de su estrategia – esto sólo significa que debe dejar pasar operaciones que no satisfagan este requerimiento.

 

Por supuesto, una vez que usted aprenda a identificar las operaciones con ratios riesgo-beneficio de 1:3, 1:5 o aún mejor, verá cómo mejora dramáticamente el porcentaje de su ganancia total. Cuando se lo combina con una apropiada administración del dinero, estas dos claves se hacen el pilar de su sistema de operación.